Contáctenos:
Encuéntrenos

Norte  América

 

7551 Wiles Rd. Suite 203

Coral Springs, FL 33067
T +1 954 282 6337    

F +1 954 258 0056

E info@usaene.com

© 2018 Designed by Maria J. Ramirez

Mapa del Sitio

Latino América

 

Calle 82 No. 19A-14

Bogotá, Colombia

T +57 1 6210 211   

C +57 317 664 46 51

E info@usaene.com

Please reload

Recent Posts

ELECTRIFICACIÓN RURAL: UNA ASIGNATURA PENDIENTE DE DIFÍCIL CUMPLIMIENTO

November 16, 2017

En el mundo, alrededor de 1,4 mil millones de personas carecen de acceso a los servicios de energía eléctrica, de estos, 24 millones viven en América Latina y cerca de 2 millones en Bolivia.

 

Los esfuerzos realizados en el mundo para alcanzar el acceso universal a la energía eléctrica hasta el año 2030, como lo establecen  los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (Objetivo 7: Energía asequible y no contaminante), no han sido suficientes hasta la fecha y Bolivia no está al margen de esta realidad, donde además la meta de acceso universal ha sido fijada, 5 años, para el año 2025.

 

Ante esta realidad, el BID, en el marco de su estrategia institucional, buscando  contribuir al aumento de la productividad y diversificación de la economía, está alineado con los esfuerzos que realizan los gobiernos de la región y en este caso del gobierno boliviano de incrementar la cobertura del servicio de energía eléctrica de manera significativa.

 

En Bolivia, recientemente ha concluido la ejecución del Programa de Electrificación Rural-PER (Contrato de Préstamo Nº 2460 / BL-BO), cuyo principal objetivo de implementación fue: contribuir a mejorar la calidad de vida de la  población de bajos ingresos que no tiene acceso o  tiene  acceso  limitado a electricidad mediante la ampliación y mejora de la cobertura del servicio eléctrico y de esta manera  apoyar a la reducción de la pobreza y el desarrollo de la infraestructura productiva.

 

En el desarrollo del proyecto se plantearon diversas estrategias dirigidas a resolver el problema de la cobertura, la principal la extensión de redes eléctricas, tanto de baja tensión, como de media tensión, también se usaron las fuentes renovables, como es el caso de los sistemas fotovoltaicos, tanto como soluciones individuales a través de micro y pico sistemas fotovoltaicos, y finalmente los sistema híbridos, compuestos por generación fotovoltaica y diésel para dotar de energía 24/7 a poblaciones concentradas.

 

En el caso de las extensiones de red, el proyecto permitió incorporar a más de 18 mil nuevos usuarios con servicio moderno, confiable y de alta calidad.

 

Las energías renovables también formaron parte de la oferta del Programa para resolver el problema de acceso, en este caso fueron más de 4 mil usuarios que accedieron a pequeños sistemas fotovoltaicos, para satisfacer sus necesidades básicas de iluminación y comunicación.

 

Finalmente, se combinaron las soluciones energéticas renovables, como son los sistemas fotovoltaicos, con fuentes convencionales, como los generadores diésel, para integrar ambas fuentes en una mini red híbrida, que además de otorgar electricidad 24 horas al día usuarios de comunidades remotas concentradas, permite reducir el consumo de combustibles fósiles.

 

 

En total, fueron más de 22 mil nuevos usuarios, que dejarán de usar fuentes tradicionales como velas y mecheros, dando un paso importante para reducir la brecha existente hacia el acceso universal de la población boliviana a energía moderna.

 

Sin embargo, el camino aún es largo y cuanto más se camina más dificultades se encuentran, las principales: la distancia para llegar a cada uno de ellos que es mayor, pero también la dispersión, ambos factores inciden de forma directa en los costos de llevar electricidad a todos los bolivianos.

 

Las principales lecciones aprendidas en la implementación del programa fueron: i) la necesidad de incorporar activamente a los gobiernos locales y a las empresas distribuidoras en la ejecución y el seguimiento de los proyectos, ii) realizar una verificación en campo del número de beneficiarios, iii) desarrollar e implementar una estrategia para incrementar el ritmo de conexión de los usuarios rurales, iv) un mayor uso de los sistemas fotovoltaicos, especialmente para la población más alejada y dispersa y, v) fomentar el uso productivo de la electricidad.

 

Tomado de: https://blogs.iadb.org/energia/2017/11/15/2787/

 

Tags:

Please reload

Follow Us
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon